Instagram

viernes, 8 de diciembre de 2006

Meterse en el papel

El otro día lo escuché de madrugada -trasnochar te hace tener una percepción muy particular del mundo, porque lo que escuchas apenas lo oye nadie-. Fue en la radio, en uno de esos programas de testimonios sin ton ni son. El caso es que llamaba una mujer para contar que su mayor frustración era no haber llegado a ser una actriz famosa. Era evidente que la señora quería ser más famosa que actriz, pero eso no viene ahora a cuento. Al grano. La locutora, entonces, le pide que se imagine por un momento que es una actriz de renombre, y que le cuente a los oyentes cuál habría sido su papel preferido en su carrera como actriz, con qué personaje se identifica más, o de qué actuación -supuesta- estaría más orgullosa. "Es que no quiero encasillarme", respondió. Pues eso mismo me pasa a mí, que me meto tanto en el papel que a veces me encasillo. Pero es lo que hay.

6 comentarios:

Maria dijo...

De verdad tu crees que te encasillas o que te encasilla la gente?. Piénsalo.
Buf que frio hace estos días, parece que "el invierno ha llegado a Bilbao". Me ha parecido que uno de tus videos se titula asi, no?. No conocía esa faceta tuya de director...Me gusta, es muy interesante. ¿Será oro todo lo que reluce?

Gonzalo dijo...

Bueno, si lo quieres mirar así; es cierto que te encasilla la gente más que uno a sí mismo. Pero el resultado es lo de menos: da igual que te encasillen otros si luego eres tú el que se siente así.

La verdad es que me encanta montar vídeo, pero me da tanta pereza grabar...

Sobre la tercera: que sufras manía persecutoria no significa que no te persiga nadie. Besos.

maria dijo...

Gonzalo, no me ha quedado muy claro lo de la mania persecutoria. A qué te refieres?

Ah, pues los videos me han gustado mucho asi que, espero que no te de pereza y cuelgues mas.

Gonzalo dijo...

Supongo que es tan razonable como lo de "¿Es oro todo lo que reluce?" Te cambio una explicación por la otra.

mc clellan dijo...

La radio de madrugada tiene esas cosas. Aunque yo prefiero escucharla por las mañanas. Y si es posible, que no sean noticias. Así me pasa lo que me pasa, que oigo una canción y ya no me la quito de la cabeza hasta la mañana siguiente.

maria dijo...

Acepto el cambio o el reto, como tú quieras llamarlo.
He ido poco a poco leyendo todo lo que escribes y, me he hecho una idea bien del personaje o de la persona. Me ha gustado pero, no sé si lo que leo es parte de tu vida o lo que te gustaría que fuese.
Te vale?... Lo digo porque sino creo que puedo darte más argumentos o, tal vez, no.