Instagram

martes, 3 de enero de 2006

Ese esemeese

Ayer, en la radio, se alarmaban: la gente ya no envía postales de felicitación; ahora es todo por SMS. Y tienen motivos para alarmarse: ¿cuántos 'crismas' has tirado a la papelera sin leer? ¿Y cuántos mensajes cortos? Mierda; nos tienen cogidos por los móviles.

4 comentarios:

mc clellan dijo...

Y lo peor va a ser la factura... La de llamaditas estúpidas que nos hacemos para desearnos feliz Navidad. Yo no quiero fiestas felices, yo quiero que me toque la lotería. Claro, que en ese caso, no me gastaría ni un duro en mensajitos, no vaya a ser que se enteren mis acreedores.

imdrunk dijo...

Este blog da de sí. Hay un tipo que tiene acreedores y otro que tira felicitaciones navideñas a la basura sin leerlas; ah, y además el de los acreedores juega compulsivamente a la lotería de Navidad y en julio organiza sus vacaciones siempre para pasar por Sort. El que está peleado con la Navidad encima es una adicto a los teléfonos móviles...

No sé... pero con menos de esto se han hecho guiones de películas que luego han sido éxito de taquilla. Yo lo pensaría un rato

Gonzalo dijo...

No confundamos los términos. No es necesario que el arte imite a la vida. Es mejor al revés.

imdrunk dijo...

En ningún momento hablé yo de arte, sólo de dinero y Hollywood para descerebrados sumisos del marketing bien empaquetado.
En cualquier caso hay arte que es fiel reflejo de la realidad y nadie se queja. Dios qué resakón!