Instagram

miércoles, 21 de diciembre de 2005

Lo estábais deseando (digresiones al socaire de la navidad)

Como he tenido por norma seguir la máxima atxaguiana de "sólo el mediocre se enorgullece de lo que no le gusta", no voy a insistir en la navidad, ahora que, superado ya Santo Tomás (una fiesta extraña en la que se bebe sidra -nunca podré con la guipuzcoana, evidentemente- y se come talo -pan de harina de maíz que dejó de comerse, por malo, claro, cuando se crearon las panificadoras de harina de trigo- con chorizo apenas frito, ha comenzado definitivamente. Y aunque mi positivismo estadístico me recuerda que este año tampoco (otro día hablaremos de un genial programa de radio de Juanjo de la Iglesia que se llamaba "Esta noche tampoco"), cada vez disfrutaremos más (es la edad, McClellan) de las colas en las cajas de El Corte Inglés (hoy le he pedido a una chica de blusa blanca que me cobre antes de darme cuenta de que no trabajaba allí), de los anuncios de perfume (por estética sigo prefiriendo 'Cinéma', aunque no sea novedad este año), de las películas bíblicas (en su lugar podrían repetir incesantemente un capítulo ad hoc de 'Los Simpsons'), de los anuncios de juguetes (el Scalextric arrasa, como en mi tiempo libre), del turrón (aunque ahora todos sean chocolates que bien podrían vender el resto del año), de los brindis con cava (aunque, es una larga historia al margen de boicots, sigo prefiriendo el champán, sobre todo como aperitivo), de la lencería roja (no tengo objeción al respecto), de los cotillones (nunca he ido a ninguno), de las luces navideñas (¿por qué se celebra el encendido, que es sólo para un mes, y no el apagado, si es para once?), de los especiales de televisión (por favor, que vuelvan a poner a la presentadora que confundía cuartos y campanadas)... Cada vez, decía, disfrutaremos más de tantas cosas. Felices fiestas y, por favor, que acabe al menos en siete.

7 comentarios:

Carol Blenk dijo...

Me gustan tus digresiones, Gonzalo. Yo también pido más Simpsons, me gusta cualquier cava o champán pero sólo si es brut, y no seré millonaria porque no tengo ni un sólo número. Pero ojalá acabe en siete para que sonrías :)

Besos y felices fiestas para ti.

Crapúscula dijo...

Just brilliant. Hay días que recuerdo que estoy vivo cuando paso por este blog. Debieras acordarte más de nosotros.

Yo soy la de la blusa blanca, te cobro y te digo qe para envolverlo debes bajar a papelería y comerte la cola.

Habrá que brindar juntos antes de que sea tarde no?

Gonzalo dijo...

Efectivamente. Se han cumplido los pronósticos más matemáticos, racionalistas, precisos y, por tanto, agoreros. En siete no ha terminado ni una mísera pedrea. Y yo que aspiraba a dejar de fumar en Aruba escuchando a Boney M. concienzudamente.

Poledra dijo...

No acabó en siete, compadre, c´est la vie, pero em ha encanatdo tu discurso.

Un abrazo enorme!

Anónimo dijo...

mi regalo de Navidad:
http://www.lafraise.com/tee-shirt-20673p4-tentation.html

mc clellan dijo...

En siete, en siete... Podía haber acabado en cuatro y, al menos, hubiera pasado a formar parte de 'los que ganaron la lotería'. Pero no, por esto tampoco voy a ganarme ni el cielo, ni la envidia de los colegas... Sniff... Y encima ya no puedo empezar a fumar para desestresarme.

lulamy dijo...

Coño, llego mas tarde que la suerte, pero bueno... felices fiestas y buen año.