Instagram

lunes, 5 de diciembre de 2005

Trabajar en festivos

El ritmo laboral de un periódico tiene recovecos insospechables: contratos de fin de semana, mañanas libres, noches cortas, trabajar en festivo. Raramente, como hoy, se disfruta de un día tranquilo. Son los peores; pendiente de un encargo que no llega, recuerdas entonces que nadie te contestó a un SMS quizás procaz, que hace mucho que no hablas con aquel amigo, ¿será verdad que se cambió de ciudad?, que hace tanto que no mantienes al día tu blog, escuchas jazz los domingos por la mañana o compras flores. Recuerdas, sobre todo, que hace tanto que no tenías un día tan tranquilo en el que recordar las cosas que vas aparcando día a día.

8 comentarios:

Holden dijo...

Un día tan tranquilo que da tiempo a pasarse por los blogs amigos... Un beso!
(Hasta pronto)

Ratonov dijo...

Acabo de tomar Moscú en enero de 1942. No tengo otra excusa para no actualizar lo mío.

Gonzalo dijo...

Yo acabo de ganar el mundial de rallies en categoría 'Super1600'. El mundial de WRC me espera. Y yo no puedo esperar más.

Anónimo dijo...

En los días libres uno tiene tiempo para todo: dormir, echar una carrera con los coches, pensar en antiguos amores...Poder recordar es bueno, lo malo es olvidar!

mc clellan dijo...

Los días tranquilos también sirven para recordar aquellos tiempos en los que tenías tanto, tanto tiempo que eras capaz de ver la tele, ir al cine, quedar con los amigos, leer un libro y aburrirte de tener un día tranquilo.

Anónimo dijo...

Hacen unas copas hoy?.Es una buena manera para terminar el día, creo...

Gonzalo dijo...

Uuhhh; una cita a ciegas con anónimo

Anónimo dijo...

te lo pasarías muy bien...